Cobaya o conejillo de indias, Cavia porcellus.
Estímulo climático: Luz-temperatura-agua.

Se debe tener en cuenta además de la especie, el tipo y tamaño de instalación, ubicación, características térmicas del domicilio, etc.

Iluminación: la calidad y cantidad de radiación que necesita cada especie  vendrá determinada por el ecosistema natural del que procede. Influye en el desarrollo fisiológico de las funciones biológicas y de comportamiento.

Temperatura: los mamíferos somos animales homeotermos, hemos desarrollado mecanismos de termorregulación (sudar, temblar) para mantener nuestra temperatura corporal. Los reptiles y anfibios son heterotermos, alcanzan la temperatura que necesitan utilizando la temperatura de su entorno. Debemos recrear la Temperatura Zonal Óptima (TZO) que cada especie requiere para que el animal pueda elegir su Temperatura Corporal Preferida (TCP) y de este modo pueda alcanzar la Temperatura Corporal Optima (TCO) que necesite en cada momento.
De este modo se desarrollan adecuadamente los procesos de termorregulación. El animal que consigue alcanzar o tener su TCO, tendrá una actividad metabólica óptima, reflejada en sus órganos y sistemas digestivo, reproductivo, inmunitario, etc.

Aporte de agua: se debe propiciar el aporte hídrico en la forma y cantidad que cada especie requiere teniendo en cuenta forma de hidratación, comportamiento del animal y las necesidades de humedad ambiental. Las características químicas y calidad del agua deben estar adaptadas a cada especie y estado de salud.
Recordar que humedecer no es hidratar.

Camaleo
C/ Oñate, 7 - 28020. Madrid. (metro Valdeacederas, linea 1)
Términos de uso. Política de privacidad. Todos los derechos reservados. © Madrid 2012